Formulario de Contacto



Los campos marcados con * son obligatorios

Infecciones urinariasLas infecciones urinarias figuran entre las enfermedades infecciosas más prevalentes. Los microorganismos pueden llegar a las vías urinarias mediante la diseminación linfática o hematógena, aunque hay abundantes datos que demuestran que el ascenso de miroorganismos desde la uretra es la vía más frecuente que puede producir una infección urinaria, especialmente por microorganismos de origen intestinal (Escherichia coli y ortas enterobacterias). Este dato nos ofrece una explicación lógica de la mayor frecuencia de IU en las mujeres que en los varones y del mayor riesgo de infección después de un sondaje o instrumentación vesical.

El número de bacterias presentes en la orina se considera importante para diagnosticar una IU, aunque no hay un valor fijo de bacteriuria significativa que pueda aplicarse a todos los tipos de IU y en todos los casos.

– ≥ 10³ UFC/ml de uropatógenos en una muestra de orina de la mitad de la micción (OMM) en la cistitis aguda no complicada en mujeres.
– ≥ 10(4) UFC/ml de uropatógenos en una muestra de OMM en la pielonefritis aguda no complicada en mujeres.
– ≥ 10 (5) UFC/ml de uropatógenos en una muestra de OMM en mujeres o ≥ 10(4)UFC/ml de uropatógenos en una muestra de OMM en varones, o en orina recogida directamente de una sonda en mujeres, en una IU complicada.

Es evidente que los métodos de recogida y cultivo de orina, así como la calidad de las investigaciones de laboratorio, pueden variar.

En la evolución clínica habitual hay que tener en cuenta varios criterios básicos antes de poder establecer un diagnóstico, entre ellos:
– Síntomas clínicos.
– Resultados de determinadas pruebas de laboratorio.
– Presencia de microorganismos mediante cultivo u otras pruebas específicas.

Las IU y las infecciones del aparato genital masculino se clasifican con arreglo a los síntomas clínicos predominantes:
– IU inferior no complicada (cistitis).
– Pielonefritis no complicada.
– IU complicada con o sin Pielonefritis.
– Sepsis de origen urologico.
– Uretritis.
– Aparato genital masculino: prostatitis, epidimiditis y orquitis.

© Copyright 2016. Urobarcelona. | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies