La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) y los síntomas que produce (los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) son en la actualidad junto con las cataratas las entidades de mayor prevalencia en el varón de edad avanzada que van a requerir de tratamiento quirúrgico.
 La  prevalencia de HBP en los ancianos alcanza hasta un 40% en hombres a partir de los cincuenta y del 90% en hombres a partir de los noventa.

Consiste en el crecimiento benigno del tamaño de la glándula prostática. Al crecer la próstata, progresivamente, va comprimiendo la uretra, y esto produce dificultades al orinar. La compresión de la uretra impide el flujo de orina de la vejiga por la uretra hacia el exterior y provoca que el chorro de la orina sea débil y de menor calibre, aumento de la frecuencia miccional, goteo de orina al final de la micción,…  Una de las posibles consecuencias si no se trata esta patología es la imposibilidad de orinar (retención aguda de orina).

Su tratamiento siempre es escalonado, iniciándose con consejos de hábitos de vida y conducta y siguiendo con tratamientos farmacológicos, sin embargo se sabe que la probabilidad de que con  el paso del tiempo se requiera  la necesidad de una intervención quirúrgica es muy elevada.

A fecha de hoy disponemos de las técnicas más actualizadas en el diagnóstico, control y tratamiento de esta patología, sea cualquiera la fase en que se encuentre.

© Copyright 2016. Urobarcelona. | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies